jueves, 2 de febrero de 2012

Monterrey y sus consecuencias. (cronicas de mty 1)



        La niebla matinal nos envuelve, llevo viviendo casi 5 años en esta ciudad y aún me sorprende la facilidad con que se deja atrás la civilización.


        La niebla nos envuelve, juro que no son mis lagañas; no sé como diablos hace el conductor para manejar, yo estaría aterrada por la casi nula visibilidad. 


        La niebla nos envuelve, por lo general disfrutaría el paisaje, en esta ocasión ni tengo ni luz para escribir, la maldita lampara de mi asiento se niega a cooperar.


        Por fin hemos pasado para revisión y tengo una oportunidad para ver lo que escribo, es un poco intimidante ver tantos soldados en las casetas de revisión, aún con todo no me acostumbro. No sé por que siento que en cualquier momento emitirán la alerta zombie.


        Una de las cosas que me anima es que en cualquier momento esta maldita niebla que nos envuelve se levantará y podré ver las montañas que me vieron nacer.


        La niebla tiene un efecto curioso en mi, me hace sentir la imperante necesidad de encender una radio (en este caso también buscar una desesperadamente), solo para comprobar que no hemos cambiado de realidad. Malditos video juegos, no ayudan a mi paranoia natural.


        Típico de los sarcasmos de mi vida, se me ocurre ir al baño y cuando salgo, prácticamente  ya no hay niebla.


        Siempre que salgo de viaje y mis posibilidades lo permiten escojo un "Soundtrack" para el viaje y los recorridos, (ya volvió la maldita niebla) esta ocasión la temática es: curiosamente bello (no quiero alertarlos, pero no veo el suelo de la autopista de lo denso que es); en esta selección  entraron las discografias de: Cake, Beirut, CocoRosie, Florence + The Machine, Rusian Red, Amy Winehouse, Devotchka y Diablo Swing Orchesta...


5 comentarios:

Judith dijo...

wow!! que bueno que esta !!
besos

Athena Rodríguez dijo...

¡Caíste, caíste! No me dirás que Florence no es una delicia. (Aunque digan Illuminati, soy consciente y a mí me mata).

La niebla también me causa muchas cosas, sólo hace falta ver la historia de Stephen King, da escalofríos, pero también tiene mucho de atractivo.

Te ha quedado genial el texto, no te detengas en ello.

Athena Rodríguez dijo...

P.D. No he visto Silent Hill, dime si es buena para conseguirla.

Maxima Infinita dijo...

Mas que ver la película, te recomendaría que jugaras los juegos.... para poder entender el por que de la radio... y el miedo a los lugares neblinosos

Anónimo dijo...

La niebla hermosa y a la ves macabra forma de amanecer en estos dias extraños.

Me parecio excelente tu escrito
te seguire de cerca

Shion

Publicar un comentario

Inserta tus divagaciones aquí: