jueves, 15 de junio de 2017

La dura verdad de las recaidas.



Hace ya poco mas de un año que no publicaba nada. He decidido volver a hacerlo por una simple razón. Catarsis; han sucedido tantas cosas en estos meses que he llegado a la conclusión que parte de lo que me falta para poder "volver" a la normalidad es retomar viejos hábitos que me recuerdan épocas mejores.

Yo sé que todo suena muy dramático, pero viéndolo desde una perspectiva algo egoísta ser dramática es parte de lo que me mantenía a flote ya que al no ocultar nada a nadie hacía que todo fuera más fácil de digerir y aceptar.

Hace unas semanas fui al médico por una jaqueca que no se iba y resultó que esa maldita jaqueca no era más que un indicador de mi cuerpo que las cosas no iban bien.

Me diagnosticaron hígado graso, una piedra en la vesícula y el problema del tobillo que regresó con el rimbombante nombre de "Entesopatía" (espero haberlo escrito bien), tengo semanas yendo y viniendo a las citas médicas, análisis de sangre y demás. Ya me pincharon me radiografiaron e inclusive me volvieron a sacar una resonancia.

El próximo Lunes tengo cita con el especialista que había rezado no volver a ver; para que me diga si voy a requerir otra operación o esta vez se puede arreglar con solo terapia física. Con la suerte que me cargo será cuchillo de nuevo y otra vez quedaré mal.

Estoy a menos de una hora de entrar al trabajo, de hecho esta entrada la estoy haciendo desde una máquina de aquí. No sé como me han tenido tanta paciencia, he pedido tantos días que casi por catorcena salgo debiéndole a la empresa.

Curiosamente el trabajo es uno de los pocos lugares donde me siento cómoda. Esto no quiere decir que me duela estar en casa, mi esposo y mi hija han sido de oro en estos meses, pero estar en casa siempre son prisas; que si la comida, que si las citas médicas, que si la niña ocupa X cosa, que no hay ropa para nadie mañana y la lista es interminable. En el trabajo puedo sentarme sin sentirme culpable, fumarme un cigarro, escribir estas líneas y respirar. 

En fin, trataré de seguir escribiendo líneas aunque sea para contar burradas todos los días que pueda. 

Es parte de todo no?

Seguir en movimiento.

2 comentarios:

Elba Meza dijo...

Qué gusto leerte! Lamento lo de tu salud y que pronto te recuperes. Recibe un mega abrazo y aquí estoy.

Rache De Correa Martínez dijo...

Hey hola Elba!!! Gracias por pasar a saludar... Te mando un abrazote de regreso

Publicar un comentario

Inserta tus divagaciones aquí: