domingo, 22 de abril de 2012

Noches de mar


El sonido de las olas en su continuo ir y venir es interrumpido abruptamente por las risas y los gritos de un grupo de chiquillos aventándose bolas de arena hechas lodo. Caminar por la playa siempre es reconfortante y mas si lo haces con los pies desnudos y dejas que la arena te acaricie con cada paso que des.

El atardecer nos regala un arcoiris debido al amago de la lluvia. Los puestos de aguas, cerveza, fruta, comida y colguijes poco a poco se levantan, se preparan para la fiesta nocturna. No es común que baile, de hecho lo evito si me es posible. Puedo contar con los dedos de mis dos manos (con una no basta) las veces que he bailado y todas son con unas cuantas copas de más para agarrar valor.

Esta noche sería una noche más viendo a los demás bailar, tomando un refresco y dejando que la arena acaricie mis pies mientras leo o escucho mi propia música en los audífonos de mi mp3. En un cambio de canción me doy cuenta de algo que no podría estar pasando. Digo, el maldito DJ se la pasado poniendo cumbias, salsa, música banda y algo llamado regueton (no sé muy bien como se escriba pero no me gusta para nada) y a mis odios llega algo de música de los 90´s para bailar.

Sin pensarlo dos veces aviento mi mp3 y mi libro y me dirijo a la pista de baile que esta a unos metros de donde me encuentro. Ahí estaban, la gente con la que he convivido en los últimos días que no son al 100% mis amigos, pero que hemos descubierto que tenemos unas cuantas cosas en común. Sin dejar que los miedos al ridículo y la humillación pública dominen mis ganas de bailar, me sumo a su grupo y empiezo a recordar como se bailaba en aquel tiempo.

Siento que me miran con extrañeza por que sería la segunda vez que me ven bailar y en la primera ya tenía un par de copas de más. Ellos saben que no me gusta  y me miran con cara de interrogación, entiendo inmediatamente su confusión y grito: ¡ES MÚSICA DE LOS 90´S ! ¡ADORO LA MÚSICA DE LOS 90´S ! Las dudas se dispersan y puedo disfrutar de dos horas bailando y recordando viejos tiempos, cuando podía entender la música.

Sé que la gente me observa. Soy de las pocas personas en la pista que recuerda como se bailaba esa música, casi todos son demasiado jóvenes. No dejo que me importe y disfruto del momento, me olvido del tiempo y me transporto a otro espacio. La ausencia de música me devuelve al presente, el DJ se despide y al menos yo, muevo los pies un poco triste. Demasiado poco a durado, al menos para mi este punto de volver el tiempo atrás.

Vuelvo a mi concha no hago contacto visual con nadie que no sea el grupo con el que estaba y regreso a mi libro y mi mp3. Me animan a integrarme a la conversación, dejo el libro y me decido a convivir. Miro al cielo y sonrió. Esta ha sido una buena noche.

1 comentarios:

Fiorella dijo...

Quiero que sigas con las historias, me encantó esta (he notado que uso mucho esa palabra)pero parece el fragmento de una novela, quiero más!!!

Publicar un comentario

Inserta tus divagaciones aquí: